«Sin miedo al horizonte», y llegó el fuerte viento.

«Sin miedo al horizonte», y llegó el fuerte viento.